« Izquierda conservadora y desastre petrolero | Inicio | Cinco años de guerra: Dejemos que el país se divida y salgamos »

27 marzo 2008