« Los subsidios los pagan los pobres | Inicio | ¡Ahora es Makro! una reedición del Dakazo -Formas de sostenerse en el poder de la dictadura venezolana- »

30 noviembre 2017

Comentarios