« Tras las pérdidas y los recortes, un nuevo problema para Detroit: los inventarios | Inicio | La OPEP y el mercado »

25 octubre 2006

Comentarios