« Control de precios y escasez en Venezuela | Inicio | La caída del dólar amenaza su dominio global, pero el mundo no está listo para abandonarlo »

29 febrero 2008