« Paraguay: Al poder por la lucha, la lucha por el poder | Inicio | Panamá: Ante el nuevo salario mínimo »

30 diciembre 2009