« Lula y los Castro | Inicio | La reestructuración de la deuda de Dubai World no reparará su reputación »

09 marzo 2010