« Donde no se entiende el derecho, hay miseria | Inicio | El día que Angela Merkel hizo llorar a una niña palestina y cambió el rumbo migratorio de Europa »

03 octubre 2021

Comentarios